Ante el anuncio de Astori el PIT-CNT prevé una creciente conflictividad